Abrir sesión
logo

DEFENSA FRENTE A LAS CIBERAMENAZAS

barra-separadora

La Guardia Civil en la operación PIRULIN llevada a cabo en Valencia, La Coruña, Madrid y León, ha procedido a la detención de tres personas (dos de ellos menores de edad) y la imputación de otro menor, por delitos de daños en sistemas informáticos y descubrimiento y revelación de secretos. El grupo de hackers desmantelado había accedido a servidores de páginas web, atacando y modificando entre otras, páginas del Partido Socialista de Madrid, Partido Popular, programa Sálvame de Telecinco, Defensor del Menor de la CC.AA de Madrid, etc.

La operación policial se inició a raíz de las denuncias interpuestas por representantes del Partido Popular y de los administradores de la página web del programa televisivo “Sálvame”, sobre determinados ataques a sus páginas. A partir de este momento el Grupo de Delitos Telemáticos de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil inició las investigaciones oportunas para identificar a la persona/s autoras de los ataques, así como el alcance de los mismos, tanto a las webs de los denunciantes como otras que pudieran haber sido víctimas .

Fruto de la investigación se averiguó que los ataques habían sido cometidos por un grupo de hackers mediante la técnica denominada “DEFACEMENT”, consistente en el acceso a servidores de páginas web, aprovechando errores de configuración o de sistema y modificando los contenidos de éstas; afectando de esta manera a la imagen institucional de las mismas o de personas con ellas relacionadas.

El grupo de hackers desmantelado, autodenominado “K0 Team”, creado el pasado mes de junio por cuatro jóvenes autodidactas conocidos por los nicks o alias “xassiz, kr0no, Ca0s y K41S3R”; se habían conocido a través de portales de Internet de temática hacker, sin haberse visto personalmente.

Estos jóvenes decidieron crear el grupo para poner en práctica los conocimientos que compartían sobre programación y hacking, divulgando sus hazañas en un conocido portal de Internet utilizado por hackers, donde se auto atribuían el “defacement” de veintinueve páginas webs en tan solo quince días. Una vez que habían cometido los ataques, intentaban eliminar de los servidores perjudicados los rastros tecnológicos dejados en su intrusión.

El acceso a los servidores para modificar las páginas, igualmente les permitía acceder a información personal vinculada a estas, interviniéndose a uno de los detenidos una base de datos con más de ciento veinte mil usuarios de una popular web televisiva, lo que motivo la celeridad en las actuaciones sin que hasta el momento se tengan indicios de la utilización o comercialización de dichos datos.

Ministerio del Interior (14-07-2010)

http://www.mir.es/DGRIS/Notas_Prensa/Ultimos_comunicados/np071401.html

Volver

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento y visualización del sitio web por parte del usuario, así como la recogida de estadísticas. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información. Modificar configuración