Abrir sesión
logo

DEFENSA FRENTE A LAS CIBERAMENAZAS

barra-separadora
  • España empata con Nueva Zelanda en el puesto 19 en un índice de la ONU que mide el compromiso por la ciberseguridad
  • Tienen una puntuación de 0,718; Singapur (0,925) y Estados Unidos (0,919) lideran la lista
  • Los países pueden utilizar esta clasificación para conocer buenas prácticas e invertir más en ciberseguridad

Nueva Zelanda está en las antípodas de España: en la otra punta del mundo. A ambos países les separan casi 20.000 kilómetros pero tienen en común que obtuvieron la misma puntuación en el índice de ciberseguridad que elabora la Unión Internacional de Telecomunicaciones (ITU en inglés). El coordinador de ciberseguridad de este organismo, Marco Obiso, considera que esta materia no es cosa de broma porque un ciberataque puede instigar una defensa, pero las políticas de protección deben anticiparse.

La ITU es un organismo de las Naciones Unidas que se centra en las Tecnologías de la Información y la Comunicación. Sitúa a Nueva Zelanda y España en el puesto 19 del mundo por su compromiso con la ciberseguridad. Estos países tienen capacidades operativas, legales y tecnológicas muy elevadas para protegerse de ataques contra su ciberespacio: el llamado quinto dominio de la guerra.

Tanto Nueva Zelanda como España tienen una puntuación de 0,718 sobre un máximo de 1,0. Ningún Estado llega al tope. El que más se acerca es Singapur con su 0,925 y detrás está Estados Unidos con un 0,919. La herramienta que utiliza la ITU para calcular este índice son las encuestas. No las contesta cualquiera: lo hacen los propios países. En total, en el índice de 2016 participaron 134, incluidos los territorios de Palestina. A los que no respondieron se les invitó a validar las conclusiones a las que llegó por su cuenta el ITU al investigar fuentes abiertas sobre su ciberseguridad.

El índice que elabora la ITU mide el compromiso de los países en ciberseguridad y se calcula en base a cinco pilares: el legal -jurídico-, el técnico, el organizativo, la capacidad de construcción y la de cooperación. Las preguntas que responden los países sirven para determinar su puntuación.

El impulso de Estonia

Los cinco países con mayor puntuación en el índice de ciberseguridad de la ITU son Singapur (0,925), Estados Unidos (0,919), Malasia (0,893), Omán (0,871) y Estonia (0,846).

Este último país recibió un ciberataque que colapsó las webs gubernamentales en 2007. "Después cambió de forma radical sus políticas relacionadas con las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC)", dice Obiso.

La ciberseguridad en España está en manos del Centro Criptológico Nacional (CCN), integrado en el Centro Nacional Inteligencia (CNI). El subdirector general del primero de estos organismos, Luis Jiménez Muñoz advirtió en junio de que el país sufre de una gran carencia de profesionales especializados y formados en ciberseguridad.

Cuando WannaCry hizo saltar las alarmas en mayo, todos los ojos del mundo miraron a los hackers con la esperanza de que detuvieran su avance y explicaran qué pasaba. La propagación de este ransomware se pudo frenar porque se encontró en su código un fragmento para bloquearlo: un botón de apagado (kill switch). "WannaCry era un bicho fácil", dijo Jiménez. Otros no lo son.

BEZ (13/07/2017)

Más información

 

Volver

Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies Si continuas navegando estás aceptándola Modificar configuración