Abrir sesión
logo

DEFENSA FRENTE A LAS CIBERAMENAZAS

barra-separadora

El pasado 28 de marzo una mujer georgiana de 75 años de edad, descubrió el cable de fibra óptica que suministra la conexión web entre Georgia y Armenia mientras buscaba chatarra. Reconociendo el valor del cobre contenido en el cable, la anciana decidió cortar y robarlo, y al hacerlo interrumpió el servicio de miles de usuarios en el país vecino.

"Al cortar el cable, desconectó a miles de personas", confirma Zura Gvenetadze, portavoz del Ministerio del Interior de Georgia. La señora fue detenida hace unos días, acusada de dañar propiedad estatal, pero Gvenetadze dice que "se ha tomado en consideración su edad avanzada, y se le ha puesto en libertad hasta que se celebre el juicio". Si se le juzga culpable del delito, la jubilada podría pasar tres años en prisión.

La empresa que mantiene el cable, Georgian Telecom, dice que el daño al sistema informativo nacional fue serio, y que el 90% de los usuarios en Armenia se encontraron sin conexión a la Web durante casi 12 horas. "No entiendo como logró encontrar el cable", asegura el jefe de marketing de la empresa, Giorgi Ionatamishvili. "Está enterrado en el suelo".

En 2009 los internautas de la ex república soviética también se encontraron desconectados tras producirse una situación idéntica en la que un chatarrero encontró otro cable y decidió intentar robarlo.

El Mundo (6-04-2011)

http://www.elmundo.es/elmundo/2011/04/06/internacional/1302119883.html

Volver

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento y visualización del sitio web por parte del usuario, así como la recogida de estadísticas. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información. Modificar configuración