Log in
logo

COUNTERING CYBER THREATS

barra-separadora
EE UU y Europa van a dar un paso más para la formación de una policía global que luche contra la creciente amenaza del cibercrimen. Según publicaba ayer The Wall Street Journal, ambas partes van a impulsar la creación del llamado European Electronic Crime Task Force, un grupo de seguridad paneuropeo, que luchará contra delitos como el robo de identidades digitales, la inclusión de virus o los hackers.

La principal tarea del European Electronic Crime Task Force pasará por trabajar coordinadamente con EE UU y los distintos países del Viejo Continente. Su meta será fortalecer las defensas frente a los ataques informáticos que reciben las embajadas y los organismos de las administraciones públicas así como los sistemas tecnológicos de actividades muy sensibles para la seguridad como el tráfico aéreo.

Robert Gombar, agente del Servicio Secreto de EE UU, que trabaja en la zona mediterránea, señaló al diario estadounidense que la naturaleza transnacional de los ciberataques obliga a los países a una mayor colaboración internacional. Este grupo tendrá su sede en Roma y trabajará en cooperación con la policía italiana y el Servicio de Correos del país transalpino, que en los últimos años ha desarrollado un software específico para vigilar los pagos electrónicos. Estas aplicaciones permiten seguir las distintas transferencias que se llevan a cabo a través de internet.

Con este movimiento, los responsables de Europa y EE UU parecen empeñados en mejorar la coordinación para luchar contra el cibercrimen en todo el mundo. Precisamente, ésta es una de las mayores demandas que han planteado en los últimos tiempos la mayoría de expertos del sector de la seguridad informática así como las empresas de esta industria.

La lucha contra estos delitos que se apoyan en las nuevas tecnologías se ha convertido en uno de los objetivos centrales de la administración Obama. El propio presidente de EE UU dijo recientemente que esta es una de las mayores amenazas tanto económicas como de seguridad a la que se enfrenta el país.
Unas pérdidas millonarias en todo el mundo

El crimen organizado en internet dedicado al robo de datos de tarjetas de crédito a los usuarios, su venta y posterior uso fraudulento genera un beneficio potencial al año de 4.122 millones de euros según el último Informe sobre economía sumergida hecho por Symantec.

Los robos por internet podrían haber superado los 100.000 millones de dólares (unos 71.200 millones de euros) en todo el mundo durante el pasado año, según las estimaciones de algunos expertos.
 
Cinco Días (01-07-2009)
Go back

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento y visualización del sitio web por parte del usuario, así como la recogida de estadísticas. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información. Modificar configuración