Log in
logo

COUNTERING CYBER THREATS

barra-separadora

La noruega Opera Software ha confirmado que la pérdida de al menos un certificado digital a consecuencia de una brecha digital que ha servido para que los hackers hayan realizado una campaña de spyware contra usuarios de Windows.El malware es una de las muchas maneras de utilizar certificados legítimos para superar los sistemas de defensa tradicionales. El año pasado la táctica fue utilizada por el malware Flame, que aprovechó un certificado de actualización de Microsoft para superar las defensas de las víctimas. Y esto mismo es lo que ahora le ha ocurrido a Opera Software."Las actuales evidencias sugieren un impacto limitado", dice Opera. La compañía dice que los atacantes han sido capaces de obtener al menos un certificado que han utilizado para firmar algún malware, lo que les ha permitido distribuir software malicioso "que incorrectamente parecía haber sido publicado por Opera Software, o parecía ser el navegador Opera, explican en un post.Como consecuencia es posible que unos pocos de miles de usuarios de Windows que utilizaron el navegador Opera la semana pasada pudieron haber recibido e instalado el software malicioso. La compañía ha dicho que para estar seguros de acabar con el problema, lanzarán una nueva versión de Opera que utilizará un nuevo certificado.Opera Software ha pedido a los usuarios de su navegador que actualicen a la última versión para evitar ser víctimas de un ataque. "Los usuarios deben actualizar a la última versión de Opera tan pronto como esté disponible, mantener todo el software del ordenador actualizado, y utilizar un producto antivirus", escribe la compañía en el blog.

IT Espresso (1-07-2013)

Más información

Go back

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento y visualización del sitio web por parte del usuario, así como la recogida de estadísticas. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información. Modificar configuración