Log in
logo

COUNTERING CYBER THREATS

barra-separadora
La policía ha detenido en Valencia, por primera vez en España, a un joven de 28 años, acusado de crear un virus que afectaba a teléfonos móviles de gama alta y que ha perjudicado a unas 115.000 personas y provocado perjuicios millonarios a las operadoras de móviles y a los propios usuarios.

La Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil señala en un comunicado que es la primera vez que se detiene en España al creador de un virus de este tipo y su arresto ha sido fruto de una investigación de la brigada tecnológica de delincuencia económica y fiscal (UDEF), que ha durado más de siete meses.

El detenido, según la policía, creó y difundió en la red de telefonía móvil más de veinte variantes de virus que afectaban a teléfonos móviles de gama alta, en concreto los dotados con el sistema operativo symbian.

El autor dedicaba el virus a su novia Leslie en el propio código, y por ello los investigadores también han bautizado con ese nombre esta operación policial, en la que se han intervenido dos ordenadores, varios discos duros, nueve teléfonos móviles de gama alta y otros dispositivos.

La técnica utilizada por este joven estaba basada en unos virus (CommWarrior y Cabir), que ya afectaron a cientos de teléfonos móviles durante los mundiales de atletismo de Helsinki en el 2005.

Propagado el virus a través de 'bluetooth'


Cuando un terminal se infectaba comenzaba a propagar el virus a través de bluetooth a todos los teléfonos a su alcance y a enviarse como mensaje multimedia a todos los números de la agenda y los que se encontraran en las listas de llamadas y mensajes recibidos.

De este modo, se ha podido confirmar la existencia de miles de usuarios perjudicados por estos virus en forma de mensaje multimedia, que habrían causado al conjunto de los usuarios y las operadoras perjuicios millonarios como resultado de su propagación.

Este tipo de virus, con el fin de inducir al usuario a abrir los mensajes infectados, se camuflan simulando ser imágenes eróticas, tonos de llamada, noticias deportivas e incluso aplicaciones de chat o un supuesto nuevo antivirus para móviles.

También se ha detectado la difusión, a través de las redes de intercambio de archivos P2P, de copias piratas de un conocido software de navegación GPS para móviles infectado.

Esta operación se ha desarrollado en un momento en el que la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil está intensificando la lucha contra las nuevas modalidades delictivas que han aparecido con las nuevas tecnologías. El phising, el pharming, los virus informáticos, la pornografía infantil, la piratería audiovisual son nuevos delitos que se adaptan vertiginosamente a los cambios tecnológicos.
El Periódico (23-06-2007)
Go back

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento y visualización del sitio web por parte del usuario, así como la recogida de estadísticas. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información. Modificar configuración