Log in
logo

COUNTERING CYBER THREATS

barra-separadora

El Gobierno de Reino Unido tiene la intención de contratar a cientos de especialistas en informática para defender su infraestructura central contra las ciberamenazas, según manifestó ayer el secretario de Defensa, Philip Hammond. Este reveló que Reino Unido está dedicando recursos y fondos adicionales para la construcción de un sólido servicio de Inteligencia cibernética y redes de vigilancia, informa Reuters.

En la medida en que el cibercrimen es una actividad cada vez más rentable para los hackers, que roban datos valiosos con fines de lucro o como parte de trabajos encargados por los Estados, muchos Gobiernos luchan por proteger las redes adecuadamente contra el aumento de los ataques. Por eso, el presupuesto de Defensa británico ya no se centra sólo en combatir las amenazas físicas, sino también en la guerra cibernética.

En su intervención en la conferencia anual del Partido Conservador, Hammond comentó: "El año pasado nuestras defensas cibernéticas bloquearon alrededor de 400.000 amenazas informáticas sólo contra la seguridad del Gobierno en Internet, por lo que la amenaza es real, pero la construcción de defensas cibernéticas sola no es suficiente. Como en otros ámbitos de la guerra, también tenemos que impedir las amenazas. Gran Bretaña construirá una capacidad específica para contraatacar, y en su caso atacar, en el ciberespacio".

Dentro de la estrategia de seguridad cibernética, no sólo se plantea que un grupo de trabajo de expertos en seguridad disuada a los piratas informáticos en el futuro, sino que, según el secretario de Defensa, los ciberataques podrían trabajar "junto a las armas convencionales, en los conflictos futuros", incapacitando comunicaciones, armas nucleares, buques y equipos críticos.

Para establecer la nueva fuerza de seguridad cibernética, Reino Unido va a reclutar a centenares de expertos en diversos campos. La campaña de reclutamiento, que comenzará este mes de octubre, incluirá a expertos civiles en informática que formarán parte de la "Ciber Reserva Conjunta", cuya función será la de trabajar junto a los miembros del Ministerio de Defensa y el GCHQ para proteger las infraestructuras críticas y prevenir el robo de datos. El coste del programa no fue revelado.

ITespresso / Reuters (30/09/2013)

Más información

Go back

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento y visualización del sitio web por parte del usuario, así como la recogida de estadísticas. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información. Modificar configuración