Obrir sessió
logo

DEFENSA DAVANT DE LES CIBERAMENACES

barra-separadora

Agentes de la Policía Nacional han detenido a 24 hombres de nacionalidad nigeriana pertenecientes a una organización internacional especializada en cometer estafas mediante el uso fraudulento de números de tarjetas bancarias para realizar compras en internet, modalidad delictiva conocida como 'carding'.


Para cometer esta modalidad de estafa las numeraciones les eran facilitadas por otros miembros de la red, residentes en Canadá y Vietnam, que las obtenían mediante 'phising', por medio de ataques informáticos a empresas de comercio electrónico o a través de programas automáticos de generación de numeraciones, informó la Policía Nacional en un comunicado.

Otros integrantes de la organización eran los responsables de adquirir principalmente artículos electrónicos y de telefonía móvil, aunque también compraban billetes de avión o tren que posteriormente revendían a precios inferiores a los de mercado.

En la operación, denominada 'Kaduna', se han practicado 13 detenciones en Alcalá de Henares (Madrid), cuatro en León, tres en Torrent (Valencia) y otras cuatro en Molina de Segura (Murcia) y se han practicado siete registros domiciliarios en los que se han intervenido, entre otro material, teléfonos móviles de alta gama, televisores y ordenadores, documentación bancaria y algo más de 26.000 euros en efectivo y en cuentas bancarias.

En los dos meses y medio que ha durado la investigación se han identificado más de 500 operaciones fraudulentas en las que hay perjudicados en varios países. Los agentes especializados han determinado que la organización llevaría más de cuatro años cometiendo este tipo de estafas con perjudicados en todo el mundo, por lo que el valor de lo defraudado puede cifrarse en millones de euros.

Además, tras el examen de los ordenadores intervenidos, no se descarta que los detenidos también estén implicados en otro tipo de estafa como la de las 'cartas nigerianas'.

Algunos miembros de la organización, residentes en  Canadá y Vietnam, eran los encargados de facilitar numeraciones de tarjetas válidas, que  conseguían por diferentes procedimientos. Unas veces empleaban páginas web para, mediante técnicas de 'phising', obtener los datos de las tarjetas; mientras que en otras ocasiones aprovechaban las vulnerabilidades de empresas legítimas de comercio electrónico para obtener los datos de compra sus clientes. También se ha acreditado que empleaban programas automáticos de generación de numeraciones válidas.

Otros miembros de la red residían en España. Dos de ellos, detenidos en la localidad madrileña de Alcalá de Henares, eran los responsables de comprar los datos de las tarjetas bancarias para utilizarlas fraudulentamente en la compra de bienes y servicios.

Los datos eran remitidos mediante programas de mensajería instantánea a través de Internet o bien por medio de correos electrónicos. Para efectuar los pagos por las numeraciones empleaban empresas de envío de dinero y se ha comprobado que varios de estos envíos fueron recibidos por una persona en Vietnam.

Para realizar las compras localizaban en comercios virtuales el servicio o producto que iban a comprar y para pagarlo empleaban los datos de una tarjeta de crédito obtenidos de manera fraudulenta. Adquirían principalmente efectos de fácil distribución y de importante valor unitario, como productos electrónicos o de telefonía móvil. También compraban online billetes de transporte en páginas web de compañías aéreas y de ferrocarril.

Uno de los integrantes del grupo, con residencia en Holanda, funcionaba como una auténtica agencia de viajes. Se encargaba de captar clientes a los que vendía billetes de avión comprados por los detenidos en España, a un precio inferior al de venta al público establecido por la compañía aérea.

Solicitaban que el producto fuera enviado a domicilios situados en diferentes provincias en los que residen otros miembros del grupo, que han sido también detenidos. Se encargaban de recibir la mercancía y, además, de captar clientes para revender los productos obtenidos con la estafa.

Como medida de seguridad cambiaban frecuentemente de domicilio para dificultar su localización. Además, figuraban empadronadas muchas personas en  un mismo inmueble. De este modo alegaban que el producto lo había recibido otra persona que ya no reside allí. También se ha detectado que los detenidos se desplazaban de unos domicilios a otros para recoger los pedidos y en los registros se han intervenido documentos de identidad y pasaportes falsos que eran utilizados para recogerlos.

La operación ha sido realizada por la Brigada de Investigación Tecnológica de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) Central, que ha contado con la colaboración del equipo de GOAS de la Comisaría General de Policía Judicial y de investigadores de las plantillas policiales de Ceuta, León, Torrent, Molina de Segura, Alcalá de Henares y Murcia.

El Correo Gallego (21-12-08)
http://www.elcorreogallego.es/gente-y-comunicacion/ecg/detenidos-24-miembros-banda-cometia-estafas-tarjetas-credito-internet/idEdicion-2008-12-21/idNoticia-377962/

Tornar

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento y visualización del sitio web por parte del usuario, así como la recogida de estadísticas. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información. Modificar configuración