Obrir sessió
logo

DEFENSA DAVANT DE LES CIBERAMENACES

barra-separadora

La Guardia Civil detuvo en 2012 a 66 cibercriminales y explotó un total de 88 operaciones contra la delincuencia en Internet y en el ámbito tecnológico. Estos datos fueron dados a conocer por Arsenio Fernández de Mesa, director general de la Benemérita, quien participó en la inauguración del I Curso Especial Básico de Investigación Tecnológica, que se celebra esta semana en la Universidad de Alcalá de Henares (Madrid).

Durante este acto de inauguración estuvo también presente el fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce. En estas jornadas, dirigidas a fiscales y guardias civiles, se tratarán asuntos como la criminalidad informática, el estado de la cibercriminalidad y la cibercolaboración policial, entre otros temas. A este respecto, Fernández de Mesa destacó que su institución ha articulado una "respuesta especializada" a las amenazas tecnológicas, "consciente de la importancia y alarma social que provoca la gran variedad de actividades criminales cometidas a través de las tecnologías de la información y de las comunicaciones".

El responsable de la Benemérita se refirió a que entre los delitos que afectan a Internet y a las nuevas comunicaciones están la distribución de contenidos relacionados con la pornografía infantil la violación de la privacidad de los ordenadores o los robos de identidad.

No confiarse

En este contexto, el director general informó de que durante el pasado año 2012 su institución llevó a cabo un total de 88 operaciones y abrió 227 en el campo de la ciberdelincuencia. Además, se detuvo a 66 personas y se imputó a otras 61 por delitos relacionados con el mismo.

Al mismo tiempo, Fernández de Mesa dijo que la Guardia Civil está preparada y obtiene resultados contra la ciberdelincuencia, pero que no debe confiarse, porque para luchar contra este tipo de amenazas es necesario afrontarlas desde un enfoque integral que aglutine, de forma coordinada, los esfuerzos de todos los actores nacionales e internacionales.

En este sentido, apuntó que, a nivel nacional, la Guardia Civil colabora estrechamente con la Fiscalía de Criminalidad Informática y mantiene una relación directa con los administradores de las redes y con las empresas que operan en este mundo tecnológico.

En la misma medida, el responsable del Instituto Armado se refirió a que es de vital importancia la colaboración a nivel internacional, ya que no existen fronteras para estos delitos. En este sentido, la Benemérita materializa esta colaboración a través de organismos internacionales como Interpol o Europol; en diferentes foros de la Unión Europea; y directamente a través de relaciones bilaterales con policías y autoridades internacionales.

El Economista (21-01-2013)

Más información

Tornar

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento y visualización del sitio web por parte del usuario, así como la recogida de estadísticas. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información. Modificar configuración