Obrir sessió
logo

DEFENSA DAVANT DE LES CIBERAMENACES

barra-separadora

El tráfico de drogas sigue siendo el rey entre los delitos a los que se dedican las organizaciones criminales o mafias en la Unión Europea, pero el crimen cibernético está consolidándose como el delito del futuro. Así lo ve la Europol tras investigar a 3.600 grupos dedicados al crimen organizado en la región. De este modo, y a pesar de que siguen involucrados mayoritariamente en el tráfico de drogas o el tráfico de mujeres, los delitos cibernéticos están logrando cada vez un mayor peso en su estrategia criminal.

De acuerdo a la agencia europea, las actuales leyes a nivel mundial en materia de seguridad online –muy irregulares y confusas- hace que no sea factible una lucha real contra estos criminales. De hecho, desde la Europol aseguran que hasta hace poco, lo difícil no era capturar a los piratas informáticos sino poderlos juzgar.

Así, la Europol ya considera a Internet como un "importante motor de la actividad criminal". En ese sentido, se destaca el hecho de que se puede acceder sin apenas problemas a un gran número de víctimas, ocultar las actividades realizadas y ejecutar operaciones masivas en muy poco tiempo y a una escala nunca antes vista.

Las redes sociales y el contacto por Internet, que tantos beneficios han aportado a la sociedad a nivel particular y también a la colaboración empresarial, también tienen su cara negativa. Y es que, siempre de acuerdo al informe de la Europol, hay una tendencia creciente a que las organizaciones criminales cuenten con miembros de distintas nacionalidades o etnias, que se mantienen en contacto por Internet.

Buen ejemplo de esta utilidad de Internet como forma para que los criminales se comuniquen la vemos en el caso de la trata de personas con fines de explotación sexual, donde la Red es clave para el contacto entre los reclutadores y los traficantes en los países de origen y destino, respectivamente.

CSO (21-03-2013)

Más información

Tornar

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento y visualización del sitio web por parte del usuario, así como la recogida de estadísticas. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información. Modificar configuración