Obrir sessió
logo

DEFENSA DAVANT DE LES CIBERAMENACES

barra-separadora

En lo que va de año el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) ha recibido más de 200 ataques cibernéticos importantes frente a la veintena que se producían al año en 2009. Este fue el dato que ofreció ayer el propio director del CNI, Félix Sanz Roldán, durante la clausura del IV Salón Internacional de Tecnologías para Seguridad y Defensa (Homsec).

"No es una película de ciencia ficción, sino algo cierto que afecta a nuestra seguridad", destacó el responsable del servicio de inteligencia que depende ahora de Presidencia del Gobierno (anteriormente estaba ubicado en el Ministerio de Defensa). De este modo, el general Sanz Roldán se hacía eco de una de las grandes amenazas que se ciernen sobre la seguridad no solo de organismos como el CNI, ejércitos o ministerios, sino también de multinacionales.

Virus globales (como el Stuxnet, que atacó a las instalaciones nucleares iraníes), los "malware" (software maligno que se introduce en los ordenadores) o los ataques a tabletas y teléfonos inteligentes son las principales variantes de los "ciberatacantes" cuyos propósitos no son meramente «destructivos» sino también de espionaje industrial.

"Para que el ciudadano esté seguro, tiene que estar seguro su ordenador, su teléfono y su intimidad y eso solo se consigue invirtiendo recursos absolutamente necesarios en I+D+i", subrayó Sanz Roldán.

Siguiendo el impulso dado desde la OTAN, el Ministerio de Defensa ha creado este año un Mando Conjunto de Ciberdefensa, que contará al frente con un general. "La misión del nuevo mando es el planeamiento y la ejecución de las acciones relativas a la ciberdefensa militar en las redes y sistemas de información y telecomunicaciones de las Fuerzas Armadas u otros que pudiera tener encomendados, así como contribuir a la respuesta adecuada en el ciberespacio ante amenazas o agresiones que puedan afectar a la defensa nacional".

«Hay que estar constantemente pensando en lo que pueden hacer los malos, que son muchos y muy listos, mañana o en un mes, y por eso es tan importante dedicar recursos suficientes a la seguridad», insistió Sanz Roldán.

En este sentido, la OTAN estrenó el pasado año el Centro de Capacidad de Respuesta ante un Incidente Informático (NCIRC, en sus siglas en inglés) que contó en 2012 con un presupuesto de 58 millones de euros. ¿Ejemplos clarificadores de ciberataques en el ámbito internacional? El que sufrió Georgia por parte de Rusia antes de la invasión en 2008, el ataque recibido por las páginas webs del Gobierno de Estonia en 2007 o un virus sufrido por el gigante petrolero Saudi Aracom que dejó inutilizado a 30.000 de sus ordenadores.

Espionaje industrial chino

El temor ahora procede también de China, sobre todo en la vertiente de espionaje industrial. Por ejemplo, las empresas estadounidenses están cada vez más alarmadas por el robo de información corporativa confidencial y propiedad de tecnología a través de intrusiones cibernéticas desde China. "La comunidad internacional no puede permitirse tolerar esas actividades provenientes de ningún país", aseguró esta semana el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Tom Donilon.

En la feria Homsec (celebrada en el recinto ferial Ifema de Madrid) algunas empresas como Thales España y Cassidian presentaron sus productos para hacer frente a la ciberguerra. Rafael Tenorio, ingeniero de Sistemas de Seguridad, Defensa y Aviónica de Thales España explica a ABC cómo los sistemas de defensa comienzan a aplicarse a tabletas y "smartphones". Un ejemplo es el sistema Teopad que presenta su compañía en Homsec: "Esta solución ofrece un entorno seguro de ejecución dedicado a aplicaciones de negocio que protege datos sensibles".

Caminamos por Homsec, y uno de los militares españoles nos explica: "No es el futuro, es el presente. EE.UU. emplea a sus hombres más preparados en la ciberdefensa. "Hackers" que trabajan para el Ejército ahora".

ABC (15-3-2013)

Más información

Tornar

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento y visualización del sitio web por parte del usuario, así como la recogida de estadísticas. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información. Modificar configuración